Diana Mereles: ¿Por qué una camarista votó en contra de la medida de seguridad?

La camarista de CDE Marta Acosta, en declaraciones a Judiciales TV, mencionó que votó en disidencia respecto a la aplicación de medidas de seguridad respecto al caso de la jueza Diana Eveline Mereles.

La magistrada explicó que los extremos alegados por el ente acusador deben ser argumentados con pericias, informes que prueben que la presencia de esa persona es peligrosa para la sociedad, incluso después de cumplir con su condena, lo que no ocurrió en este caso ya que la fiscalía solicitó dicha medida recién en sus alegatos finales y no formó parte de su acusación.

Agregó que la defensa no puede ser sorprendida con este tipo de hechos y que tuvo en cuenta fallos de la Corte Interamericana de DD. HH. para argumentar su voto, así como otros antecedentes. El pedido debe ir desde el vamos, desde el momento de presentar la acusación ya debe ser probada la peligrosidad, dijo.

¨Al menos en este caso la medida de seguridad fue aplicada bajo la figura de la peligrosidad, y la peligrosidad se tiene que establecer con pericias, exámenes que digan eso, hay una información técnica de peritos que hacen una proyección, una prognosis de que esa una persona luego de cumplir su condena de 25 años significaría aún, un peligro para la sociedad, ese es mi voto en disidencia, mis colegas ratificaron su aplicación¨ refirió la camarista Marta Acosta.

Agregó la magistrada que solo respecto a la aplicación de medida de seguridad hubo disidencia ya que por unanimidad decidieron confirmar los 25 años de cárcel para Wilson Scappini Villalba, porque todos los extremos de la acusación fueron probados por el Tribunal de Sentencia en su momento y fue ratificada por alzada.

Por último, Acosta refirió que todas las requisitorias de la defensa fueron tratadas y contestadas, que cuidaron todos los aspectos del debido proceso para evitar una exclusión de pruebas o una nulidad posterior en un caso tan emblemático como este, que más allá de quien se trata la víctima, los magistrados están obligados a fallar con independencia y fue lo que ocurrió en este caso.

La jueza Diana Eveline Mereles fue asesinada en su lugar de trabajo en el 2020, por un funcionario judicial encargado de la seguridad de la sede judicial. Hoy se tiene la sentencia de 25 años de cárcel, más cinco años de medida de seguridad confirmada para su agresor Wilson Scappini Villalba.

spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí