Mujeres privadas de libertad se capacitaron para hacer pufs

Unas doce mujeres privadas de libertad que se encuentran en un hogar recibieron capacitación para elaborar pufs.

Para el efecto, son utilizadas cubiertas en desuso como base para crear los pufs, son los elementos reciclados con que 12 mujeres privadas de libertad (MPL) del Hogar Nueva Oportunidad se capacitaron para crear sillones decorativos en un taller de técnicas de fabricación dictado por la empresa Ohana, como parte de la iniciativa Latente del Ministerio de Justicia.

El taller de tapizado “Puff Eco-Friendly” abarcó dos días con 16 horas cátedra.  En la primera jornada las internas se trasladaron hasta el Atelier Ohana, y al siguiente continuaron la clase en el hogar, que versó sobre el toque creativo para la tarea manual; desde el marcado y corte circular de géneros, perforado de broca, atornillado a la estructura de madera inferior de base, pegado de espuma y engrapado de guata y tela.

Conectar colores y arte es la tendencia para conseguir una exquisita pieza de decoración con propias manos y a partir de eso se puedan desarrollar habilidades profesionales que sirvan de herramientas para generar ingresos de manera independiente, acotó Laura García Rubín, propietaria de Ohana y responsable de dictar el taller para transmitir sus técnicas de fabricación a las MPL.

“Una cuando puede hacer algo por sí sola y ve el producto terminado, la verdad que se siente realizada, eso es lo que a mí me pasa cuando hago uno de mis productos, y poder replicar esto en ellas (MPL), hacerles sentir esperanzadas y con la motivación de emprender algo nuevo, para mí ya es todo”, dijo García con gran vocación social.

Por su parte, la directora del Hogar Nelsi Centurión valoró la predisposición de García como joven empresaria, ya que la experiencia de transmitir emprendimientos exitosos constituye en su concepto el mejor modelo para trasladar a las MPL.

Habló también del entusiasmo expuesto por las internas. “Las MPL están inspiradas y motivadas con este oficio rentable. Ellas tienen deseo de reinsertarse, o más bien insertarse en la mayoría de los casos porque muchas nunca pudieron tener la oportunidad de pertenecer a una sociedad normal, con valores, virtudes, normas, reglamentos y oportunidades de estudiar, como debería ser”, mencionó Centurión.

En una semana más, las nuevas emprendedoras empezarán a producir variados diseños de pufs. Los insumos necesarios de cubiertas viejas fueron conseguidos por autogestión del penal, la donación de telas y guata fue de la firma La Paraguaya Uniformes. Las patas de madera se fabricarán en la Granja Penitenciaria Ko’e Pyahu para dar trabajo a los internos.

Para adquirir los pufs, pueden encargarse pedidos o comprar los existentes en stock contactando al celular 0985 917025. Los precios oscilan entre 350.000 a 750.000 según tamaño, material y diseño.

spot_img
spot_img
- Anuncios -spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí