En libertad tras estar preso dos años por falso relato policial

Tras dos años de estar en la cárcel, un hombre recuperó su libertad. Se probó en juicio que fue a prisión a raíz de un acta policial no ajustado a la realidad de los hechos.

El hombre estuvo representado por la Defensa Pública y recuperó su libertad tras dos años de prisión preventiva, luego de ser absuelto de culpa y reproche en juicio oral al que el Ministerio Público llegó sin pruebas que puedan sustentar la acusación.

El hombre, de 24 años, fue acusado y llevado a juicio oral por tentativa de homicidio y producción de riesgos comunes.

La defensora pública de San Lorenzo, Rocío Soledad Lucero, representó al procesado durante el juicio oral y público. Durante esta etapa se desarrollaron pruebas como las testimoniales, periciales, documentales y principalmente, la reproducción íntegra del material audiovisual que contenía el circuito cerrado proveído legalmente por vecinos del lugar, donde supuestamente ocurrieron los hechos sometidos a debate.

Cabe resaltar que, durante el desarrollo de la audiencia preliminar, la fiscal interviniente planteó el criterio de objetividad para solicitar el sobreseimiento provisional del acusado. Sin embargo, el juez del caso dio trámite de oposición, remitiendo las actuaciones a la fiscalía general del Estado.

La fiscal Adjunta de turno presentó formal acusación, por lo que el juez resolvió hacer lugar a la apertura a juicio oral y público y remitir las actuaciones a los efectos legales pertinentes.

Ya en el juicio oral, la representante del Ministerio Público, al explicar los hechos sometidos al debate, sostuvo la acusación por los hechos punibles refiriendo entre otras cosas que el 9 de febrero de 2020, aproximadamente a las 23:10 horas, personal policial supuestamente se encontraba realizando un control aleatorio en patrullaje preventivo en una zona oscura y en un momento dado, visualizaron a una persona que venía transitando por la calle, a quien pretendían inspeccionar; la persona, al darse cuenta de la presencia policial, se dio a la fuga, siendo perseguido por los efectivos policiales por varias cuadras. Uno de los oficiales -siempre según relato fiscal- tuvo que bajarse del móvil y seguirlo a pie. Mientras el otro oficial lo persiguió conduciendo el móvil de la Comisaría. Siguió mencionando que, para evitar ser demorado, el sospechoso durante su huida efectuó disparos contra la humanidad del oficial de policía por lo que el Interviniente realizó también varios disparos, impactando uno de los disparos en la zona del abdomen del procesado, por lo que pudo ser aprehendido y posteriormente derivado a un centro asistencial para recibir la atención médica necesaria.

Sin embargo, tras la producción de pruebas, la defensa hizo notar la existencia de varias inconsistencias en la declaración dada por el oficial interviniente, ya que no coincidían con los elementos probatorios ofrecidos; entre ellos, la exhibición del circuito cerrado de la zona donde ocurrieron los hechos que mostraban la persecución realizada por personal policial a un hombre, donde claramente se observaba que el primero es quien efectuaba los disparos y donde no se visualizaba la portación de arma alguna en el segundo.

También fue determinante el informe técnico científico realizado por el Departamento de Criminalística de la Policía Nacional, que en su parte conclusiva expresaba que no se detectó presencia de residuos de disparos de arma de fuego en las manos del acusado, de quien se habían levantado las muestras de ambas manos para ser sometidos dicha pericia. Sumado al hecho de que el que había recibido heridas de bala durante el procedimiento policial fue el acusado.

Teniendo en cuenta que no se demostró, más allá de la duda razonable, la existencia del hecho sometido a debate, el Juzgado declaró la absolución de culpa y reproche del asistido del Ministerio de la Defensa Pública, disponiendo su inmediata libertad.

spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

1 COMENTARIO

  1. los jueces de garantia son una peste! Solo mandan todo a juicio oral, no revisan las garantías ni amparan nada. Es un quiste en el proceso judicial, una pérdida de tiempo y recursos de los ciudadanos. Tendría que llamarse jueces inútiles de no garantías… Hay acusaciones que a todas vistas están forzadas por el Ministerio Público y en vez de cuidar por el proceso mandan todo para juicio oral… Una vergüenza, dan asco!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí