Narcotráfico acapara pesquisas de Unidad de Crimen Organizado

El tipo penal de narcotráfico figura en primer lugar, luego tráfico de armas y sicariato, como los hechos que acaparan la atención de los investigadores de esta dependencia. 

La unidad especializada contra el Crimen Organizado del Ministerio Público trabaja en la lucha contra grupos peligrosos organizados desde el año 2018. 

En los últimos años, el crimen organizado ha avanzado a pasos agigantados en nuestro país. Facciones criminales como el Primer Comando Capital (PCC) y Comando Vermelho (CV) operan en Paraguay interesados en la ruta tanto de la cocaína como de marihuana. 

Otra organización en pleno crecimiento es la Familia Do Norte, que anteriormente operaba con el comando Vermelho pero que ahora se independizó, según el Departamento contra el Crimen Organizado de la Policía Nacional.

La presencia de organizaciones criminales trasnacionales obligó al Ministerio Público a crear una unidad especializada en el año 2018. Posteriormente se amplió con la creación de más fiscalías. 

Actualmente, integran la unidad Especializada contra el Crimen Organizado los agentes fiscales Alicia Sapriza, Marcelo Pecci, Federico Delfino y Lorenzo Lezcano. 

En estos tres años, cerca de 400 causas ligadas al crimen organizado fueron y están siendo investigadas. De esta cantidad, el 80 % corresponde a hechos de narcotráfico. Esto se ve con las detenciones de varios líderes de facciones criminales, en cooperación con países como Brasil y Argentina. 

«La actividad ilícita que mayormente se da es el narcotráfico en nuestro país. Las organizaciones criminales son su rubro más importante. Le sigue el tráfico de armas y le sigue el sicariato. Esto ya como consecuencia de la puja entre el poder en la zona de frontera por sobre todo o simplemente por ajuste de cuentas», explicó la agente fiscal Alicia Sapriza.

Por citar algunos: El caso de la estructura del narcotraficante Jorge Teofilo Samudio alias «Samura» quién fue detenido y posteriormente rescatado en septiembre del año 2019. La mayoría de sus integrantes están tras las rejas y Samura fue recapturado en Brasil.

El operativo «Romai» realizado en Karapa’i, Departamento de Amambay. Cinnco integrantes de una estructura que proveía marihuana a facciones criminales del Brasil fueron abatidos. Los intervinientes fueron recibidos a balazos. 

Otro caso que se puede mencionar es el grupo de Fredy Ariel Irala Fernández, alias ‘Lico’i’ , cabeza de una organización criminal que trafica droga al Brasil, uno de los mayores productores de marihuana de Amambay. Este grupo también se dedicaba al sicariato y secuestro.

Después del narcotráfico, el tráfico de armas va en aumento en Paraguay con la presencia de estos grupos criminales, sobre todo los que operan en la frontera. Se realizaron varias incautaciones en los propios aeropuertos de donde importan por parte para no ser descubiertos o a través de casas comerciales dedicadas al rubro pero de manera ilegal. 

El sicariato está en tercer lugar en los crímenes más investigados por la Unidad especializada contra el Crimen Organizado de la fiscalía. Si bien este hecho solo ocurría en Amambay eso se trasladó a la Capital.

En octubre del 2017 sicarios contratados rociaron a balazos la camioneta de un hombre y mataron a un niño de 5 años de nombre Gabriel Giménez. Este caso fue uno de los motivos por los cuales se pensó en una unidad especializada. 

Otro caso de sicariato en Asunción se dio en octubre de 2019 en el Barrio Villa Aurelia de Asunción. Un hombre de nombre Arnaldo Jeremias Ramin Martins de 39 años fue atacado a tiros cuando ingresaba al garaje de la vivienda. La víctima tendría vínculos con el narcotraficante brasilero Jarvis Chimenes Pavão.

Para cruzar estos datos sobre sicariato, según reportes del Departamento contra el Crimen Organizado de la Policía Nacional que trabaja conjuntamente con la fiscalía especializada en esta área «el 60 % de los homicidios perpetrados en el país durante el 2019 se cometieron con armas de fuego. La tasa de homicidios al cierre del 2020 es 6,54 por ciento cada 100.000 habitantes». 

Son tan solo algunos de los casos donde se investiga a peligrosas estructuras criminales.

Necesitamos una ley de Crimen Organizado. Si bien tenemos leyes especiales, fiscalías especializadas, juzgados, cámara de apelaciones, necesitamos una ley que nos provea de las herramientas por sobre todo investigativas para llevar adelante los trabajos sobre hechos punibles bastante complejos.

Existen varios proyectos presentados en el 2014 pero no se dieron curso en el Parlamento.

spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí