MegaTV

Manuel Riera sobre el Poder Judicial: Una de cal y otra de arena

Debes leer

Abogados no se notifican de resoluciones dictadas por la Sala Penal

La Corte Suprema insta a que los abogados se acerquen para notificarse de resoluciones dictadas en lo contencioso administrativo.

Insumos chinos fallidos: Acusan y piden juicio oral para los Ferreira

El fiscal Osmar Legal acusó y pidió juicio oral y público para Justo Ferreira y su hija Patricia Ferreira, por asociación criminal, contrabando y producción de documentos no auténticos, ambos en carácter de la firma Imedic.

El Poder Judicial se prepara para evaluación de Gafilat

Los ministros de la Corte Suprema de Justicia mantuvieron este jueves una reunión telemática con representantes de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad).

Imputados cuatro efectivos policiales por secuestro y asociación criminal

La fiscal Estela Mary Ramírez imputó a los suboficiales de policía Eladio Giménez, Gustavo Toledo, Osmar Paredes y Julio Díaz, por secuestro y asociación criminal. Solicitó la prisión preventiva de los mismos.

Resaltó la proactividad institucional durante la pandemia, así como fallos de calidad, pero lamentó que sólo se haya trabajado seis meses en el Poder Judicial.

En una entrevista concedida a Judiciales.net, el abogado Manuel Riera, titular del Colegio de Abogados del Paraguay hizo un breve balance sobre la gestión del Poder Judicial el año pasado.

Indicó que al principio, el gremio que preside abogó por una reactivación de los servicios judiciales, que tardó en llegar, pero cuando el Poder Judicial empezó a funcionar, se tomaron medidas acertadas. En tal sentido, lamentó que solo se hayan trabajado seis meses aproximadamente.

“Como Colegio de Abogados, estuvimos presentes todo este año tratando de que el servicio judicial se habilite al 100%. La pandemia arrancó en marzo, pero el contexto tiene que tenerse en cuenta desde finales del 2019. Hay que acordarse que entre noviembre y diciembre del 2019 hubo 40 días de huelga judicial. Además de eso, se suma el mes de enero del 2020 como feria judicial. Y sumado a eso, los parates que hubieron entre marzo y mayo, más la lentitud propia de los trabajos con cuadrillas, nosotros estimamos que el 2020 es un año en lo que se trabajó a lo sumo seis meses, o sea, la mitad de un año”.

Además, mencionó la huelga judicial del 2019, y que se encuentra pendiente una acción de inconstitucionalidad. “El Colegio de Abogados tuvo la posibilidad de reclamar, por un lado, la huelga judicial, que judicialmente fue bien acogida en primera instancia y en segunda instancia con voto unánime, ha sido declarada ilegal la cuestión. Eso le permite a la Corte ahorrarse aproximadamente un millón de dólares en salarios caídos, por un montón de gente, y que le permite utilizar esos recursos reasignándolos al covid. La contracara, es que uno de los sindicatos en este asunto planteó una acción de inconstitucionalidad, que al momento no está solucionada y no está rechazada o aceptada, sigue pendiente” dijo.

Refirió que la Corte Suprema cerró el Poder Judicial en marzo y no lo abrió hasta el 18 de mayo. “Durante esos tres meses, el Colegio de Abogados por un lado, y varios colegios del interior por otro lado, intentaron tres o cuatro veces por escrito, impulsar alternativas para que el Poder Judicial funcione. Esas alternativas no fueron respondidas durante ese momento ni una sola vez. Ese es un aspecto desde la perspectiva de un diálogo institucional entre el Poder Judicial y los Colegios” lamentó. 

Dijo también, que cuando finalmente la Corte abre el Poder Judicial, la atención se empieza a reactivar y todo lo que el máximo tribunal implementó fue muy bueno, en el sentido de que se utilizaron alternativas, como por ejemplo la distancia, los lavamanos, la habilitación de los sistemas de distanciamiento dibujados en los pisos, el régimen de cuadrillas, la habilitación del horario vespertino, la ampliación de la atención en diferentes niveles. 

“Hubo un montón de cosas implementadas que, además, coincidían con las que el colegio pedía. Eso se tomó muy bien, y también se tomó bien el impulso de que la feria judicial se haya suspendido durante el mes de enero. Sin bien supone esto descansar poco en un mes que los abogados tienen a utilizar sus vacaciones, era una manera de recuperar parte del tiempo perdido” resaltó.

Agregó que estuvieron presentes en el informe de gestión del final de la Corte. “En ese informe se mencionan seis o siete reuniones que tuvo la Corte con los gremios. Finalmente se volvieron a activar esas reuniones mensuales. Eso siempre es muy positivo porque nos permite hablar con la máxima instancia  de los problemas del día a día, pero lastimosamente esas reuniones todavía tienen sus problemas. Los gremios son bastantes, entonces, al comienzo empezamos con tres minutos por vocero y finalmente llegamos a cuatro. Es una alternativa útil, pero sigue siendo en términos generales insuficiente porque somos muchos y hay mucho por decir, entonces ese uso del tiempo siempre es un equilibrio entre lo que se puede y resta por decir”.

Calificó de positivo todo lo que respecta a la implementación de protocolos, porque ellos permitieron la atención relativa, en comparación a otras instituciones, el Poder Judicial, está entre los que menor cantidad de infectados produjo. “Eso es muy positivo desde el punto de vista del tribunal. También, el Poder Judicial tuvo la implementación del expediente electrónico como una potenciación. Antes funcionaba en cinco ciudades y ahora son más o menos 18 y la Corte terminó el 2020 anunciando la implementación de otras 20 o 30 ciudades, previstas para el 2021”

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

“Hay cosas muy positivas, pero dentro de todo, en líneas generales, hay mucho que se puede decir de un Poder Judicial que ha sido proactivo durante la pandemia. Ha priorizado la gestión. Tuvimos un presidente de la Corte que estuvo presente todo el 2020. No se enfermó, no se ausentó, pese al estrés no desapareció. Por supuesto, el diálogo pudo haber sido mayor, la apertura, el esfuerzo mancomunado entre gremios y cosas por el estilo” dijo. 

Por otro lado, para el gremio fue muy positivo que la Corte haya decidido reducir los padrones para las elecciones del Consejo de la Magistratura. “Eso permitió que la elección que hubo hace poco, se haya hecho con mayor cantidad de abogados en términos genuinos, sin los funcionarios públicos. El tema de las declaraciones juradas, ese fue un tema demasiado relevante desde el punto de vista del actuar del Poder Judicial”. 

Finaliza la entrevista, en lo que respecta al Poder Judicial, indicando que queda el sabor amargo de lo que ocurrió en el caso de Óscar González Daher. “El Colegio de Abogados tiene un comunicado sobre este asunto, criticando el sistema, como no funcionó el cuerpo de fiscales y de jueces en este caso” finalizó.

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncios -