El crack es el principal incentivo de menores infractores

El caso reciente de una niña de 14 años quién presuntamente asesinó al vendedor de chipas Albino Tama, de 50 años, con un cuchillo de cocina pone en evidencia una vez más el tema de las adicciones en niños y adolescentes.

La adolescente menor de edad contaba con antecedentes por suministro, tenencia y comercialización de estupefacientes. Estaba bajo el régimen de arresto domiciliario, pero sin control aleatorio.

El 4 de junio, un juzgado de la niñez y la adolescencia de la Capital, a cargo de la magistrada Edith Coronel ordenó el arresto domiciliario de la adolescente nacida el 3 de marzo del 2004 en Ñemby, tras su imputación, según un documento que obra en el poder judicial.

En tres ocasiones, la adolescente violó su arresto domiciliario y en todos los casos el mismo juzgado le otorgaba la misma medida. El 31 de agosto fue la última vez que la adolescente violó su medida. Fue presunta autora de un asalto y asesinato de un vendedor de chipas sentada en la parada de buses para ir a casa, según testigos. El hombre recibió una puñalada certera en el corazón y falleció en el lugar.

La joven fue detenida e imputada por robo y homicidio. El juzgado de la niñez dispuso que sea internada en el hogar para adolescentes infractores Virgen de Fátima. Mientras tanto la menor sigue en el calabozo de la Comisaria N° 16.

La adolescente contó al juzgado que tiene un hijo de casi dos años a quién cuidar y confesó que consume crack hace algún tiempo, y que al momento de cometer el crimen estaba bajo los efectos de la droga. Reconoció además que el dinero producto del robo era para comprar más.

«Nosotros queremos la plata para comprar más droga porque se termina muy rápido», dijo la presunta autora del homicidio. La detenida será juzgada por la ley especial de la niñez y la adolescencia donde se expone a 8 años de pena privativa de libertad.

En este caso también fue detenido un joven de 22 años de nombre Walter Escobar con los mismos antecedentes y en situación marginalidad. Según la Secretaría Nacional Antidrogas solo en Asunción, el crack, sustancia derivada de la cocaína mezclada con químicos tóxicos, mueve más de un millón y medio de dólares. Entra en la categoría de «microtráfico» pero con ganancias millonarias.  

«Antes teníamos algunas zonas rojas bien identificadas en la capital Ahora los 64 barrios de Asunción son zonas rojas. No tenemos ni un solo lugar donde no se comercialice el crack», explicó Francisco Ayala, de la Senad.

} Ayala explicó además que el crack se consigue a partir de Gs. 5000 y que su efecto alucinógeno solo dura entre 10 a 15 minutos. Es la droga más adictiva que existe y la preferida en zonas marginales por fácil acceso.

spot_img
spot_img
- Anuncios -spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí