Cecilia Pérez: Reinserción social y nuevo modelo penitenciario

Bajo el lema “trabajando para la libertad”, la Ministra de Justicia promueve importantes cambios en el sistema penitenciario.

La abogada Cecilia Pérez, de reconocida trayectoria judicial, se encuentra al frente de un ministerio con recursos limitados y con grandes responsabilidades. La administración del sistema penitenciario nacional representa, quizá, uno de los mayores desafíos que puede enfrentar una autoridad nacional.

Sin embargo, demostró firmeza y decisión en momentos muy complicados. No le tembló el pulso a la hora de ingresar a la Penitenciaría de Tacumbú en pleno motín, ignorando todas las recomendaciones de sus allegados, de administrar la situación a distancia. Según fuentes, negoció con gran habilidad un cese de hostilidades con los internos insurgentes.

Esta situación, sumada a una serie de determinaciones implementadas contra la corrupción le valieron un reconocimiento público, y hoy es una de las ministras con mejor imagen del Gobierno.

Su amplio conocimiento del fuero penal permite que pueda planear proyectos que buscan marcar importantes cambios en el sistema penitenciario. Precisamente, se encuentra en elaboración un “nuevo modelo de gestión penitenciaria”, que es desarrollado por la propia ministra Pérez, junto al viceministro de Política Criminal Rubén Maciel -otro gran conocedor de la justicia penal- y un equipo de especialistas del Ministerio de Justicia. Se pretende remitir al Congreso en breve un anteproyecto de ley.

En una amena conversación con Judiciales.net, Pérez indicó que el nuevo modelo se basa en tres ejes: Nuevo personal penitenciario, capacitado previamente en un instituto que ya cuenta con la aprobación del MEC; un nuevo manual de gestión penitenciaria, y la separación efectiva de personas privadas de libertad condenadas de las procesadas. “Sólo personas condenadas habitarán las tres nuevas penitenciarías que se están construyendo. Actualmente, en las granjas penitenciarias y en La Esperanza, sólo se encuentra personas condenadas” refirió.

Por otro lado, durante su gestión, los programas de reinserción tuvieron un importante impulso, con la creación de una marca de productos penitenciarios, que le valió a Paraguay un reconocimiento de las Naciones Unidas, que calificó a la marca paraguaya “Latente” como un modelo a seguir por otros sistemas penitenciarios del mundo.

La plataforma Latente, permite a personas privadas de libertad ofrecer para la venta productos de elaboración propia. Actualmente, unas 2.000 personas privadas de libertad trabajan en las cárceles y venden sus productos a través de la citada plataforma, permitiendo mantener a sus familias con las ganancias obtenidas.

spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí