Secuestradores exigen 200 mil dólares con intereses

La familia del trabajador de la Estancia Pindoty, de Tacuatí, Juan Carlos Olmedo, secuestrado el pasado lunes, sigue esperando cerrar las negociaciones con el grupo delictivo al cumplirse 3 días del plagio.

La casa del hermano de la víctima esta despejada sin policías ni militares para que puedan negociar de forma tranquila y sin interrupciones para que «Juanchi», como le llaman sus familiares, pueda volver a su hogar.

La exigencia de los secuestradores es de 200 mil dólares. La inicial cifra de 150 mil dólares aumentó puesto que en la primera visita a la estancia el pasado jueves se había solicitado este monto poniendo como plazo de pago el sábado en concepto de supuesto impuesto revolucionario.

Como no se pagó el dinero exigido mediante la extorsión, la gavilla de delincuentes secuestró el sábado al señor Juan Olmedo, de 46 años, y el monto subió ante el incumplimiento de pago en la fecha exigida por el grupo criminal. Juan Carlos Olmedo trabaja hace más de 10 años en la estancia Pindoty y no es de una familia de personas acaudaladas, situación que pone en angustia a sus seres queridos al no poder reunir el monto.

spot_img
spot_img
- Anuncios -spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí