Empleado de la Estancia Pindoty se autosecuestró

Juan Carlos Olmedo  y otras 3 personas fueron detenidas tras probarse que simularon un secuestro.

Tras una investigación de agentes del Departamento Antisecuestros de la policía y la fiscalía donde se determinó que el empleado de la Estancia Pindoty de Tacuaty planeo su plagio para obtener dinero de su patrón.

El objetivo inicial era que el hermano de la víctima, Porfirio Olmedo gestione y pague el rescate de su hermano quien dijo haber sido secuestrado por el ACA-EP, las autoridades desde un inicio habían dicho que los “captores” eran delincuentes comunes y finalmente se comprobó esto.

«Fueron detenidas 5 personas que habrían ideado el plan de secuestro con el fin de obtener dinero del propietario del establecimiento donde prestaba servicios», explicó el fiscal Federico Delfino en conferencia de prensa.

«No vamos a tolerar este tipo de hechos. Pone en vilo a todos los organismos del estado y toda la sociedad» remarcó Delfino.

Nelson Darío Arce, uno de los detenidos  y Juan Olmedo, quien fingió su plagio son los líderes del grupo que ideó el plan de secuestro.

Los demás detenidos son Alfredo Arce Duarte, Luis Adison Garcia Gil y  Richard Javier Gayoso Duarte. Serían conocidos del señor Juanchi Olmedo. Se dedican al cultivo de Marihuana en la zona, según el fiscal Federico Delfino.

Los intervinientes montaron este viernes un operativo de entrega vigilada del dinero que supuestamente la familia del secuestrado adeudaba por la liberación.

«Después de la liberación siguió el pedido de dinero por supuesta exigencia de este grupo armado. El pago de los 200 mil dólares se debía realizar este viernes a las 18 horas», explicó el comisario Nimio Cardozo, jefe del Departamento Antisecuestros de la Policía Nacional.

El pasado 26 de julio su familia había denunciado que desconocidos se llevaron a «Juanchi» en un camino vecinal cuando salía del establecimiento agroganadero. Dos horas después llamaron desde su propio celular a solicitar los 200 mil dólares para su liberación.

Una semana antes del supuesto secuestro empleados del lugar habían denunciado la presencia de extraños armados quienes haciéndose pasar por supuestos integrantes de la ACA  solicitaron 150 mil dólares como el denominado «impuesto revolucionario», pero todo resultó ser parte del plan según las investigaciones.

spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí