Dos imputados por tiroteo en San Ber

Alcides de Jesús Villasboa, de 41 años, alias «Ropero” y el suboficial inspector Junior Peralta fueron imputados por homicidio doloso, asociación criminal, lesión grave y violación ley de armas.

Según los investigadores, ambos tuvieron participación en el homicidio de Marcos Rojas, quien recibió ocho tiros; y de la joven influencer Cristina Aranda, de 29 años, quién recibió un tiro en la cabeza como víctima colateral, ya que el blanco era Rojas. La fiscalía solicita prisión preventiva para los imputados.

Por otro lado, fueron liberados Anderson González y Mario Dener Lopes, de nacionalidad brasileña, pues el Ministerio Público no encontró elementos que los vinculen con el tiroteo en el anfiteatro José Asunción Flores, el pasado 30 de enero.

En la mañana de este martes, los cuatro detenidos el fin de semana en procedimientos realizados en Pedro Juan Caballero y San Pedro, fueron convocados por el Ministerio Publico para declaración indagatoria 

«Junior Peralta y Alcides Villasboa se abstuvieron de declarar. Los demás solicitaron declarar al solo efecto de señalar que no tienen ninguna responsabilidad por los hechos que se están investigando», explicó la fiscal Alicia Sapriza, de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado.

PARTICIPACIÓN DE IMPUTADOS

Según el Ministerio Público, Alcides Villasboa habría ordenado el asesinato de Marcos Ignacio Rojas, quien le vendió 18 kilos de cocaína por 3.600 dólares el kilogramo.

Sin embargo, Villasboa nunca pagó por la mercadería y Rojas habría reclamado la falta del pago. Según datos, el mismo habría recurrido al “Tribunal del PCC” una especia de órgano de justicia del submundo criminal que arbitra las “diferencias” entre los delincuentes. Villasboa se molestó por ellos y ordenó su asesinato, según la fiscalía.

El suboficial de policía Junior Peralta prestaba servicios en el Departamento de Investigaciones de Santa Rosa del Aguaray. La fiscalía sostiene que sería primo de alias «Ropero» y aprovechando su condición de uniformado había trasladado al sicario que cometió el doble homicidio e hirió a varias personas; desde Pedro Juan Caballero hasta el anfiteatro donde se desarrollaba el concierto denominado «Ja’umina», y luego colaboró con su escape.

Ahora, tanto Villasboa como el suboficial Peralta deberán comparecer ante el juzgado para su audiencia de imposición de medidas cautelares.

spot_img
spot_img
- Anuncios -spot_img
- Anuncios -spot_img
spot_img
spot_img

MÁS EN JUDICIALES.NET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí