OEA se interioriza de acuerdo sobre el clima

OEA se interioriza de acuerdo sobre el clima

América
Tipografía

El Consejo Permanente y el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) recibieron informes sobre los resultados de la reunión de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebró en Lima.

El Consejo Permanente y el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) recibieron informes sobre los resultados de la reunión de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebró en Lima.


También se interiorizaron sobre el estado de las negociaciones para la edición de 2015 del encuentro (COP 21), que se celebrará en París a finales de año.

En la cita de París se espera que los 195 países parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) alcancen, por primera vez en más de 20 años de negociaciones, un acuerdo vinculante y universal sobre el cambio climático. En la COP 20 se acordó el “Llamado de Lima para la Acción Climática”, un documento sobre el que actualmente ya se están basando las negociaciones hacia el acuerdo en París.

En su presentación, el Ministro del Ambiente de Perú, Manuel Pulgar-Vidal, quien presidió la COP 20, destacó el importante papel que la OEA, como un órgano eminentemente político que engloba a todos los estados de las Américas, puede desempeñar en el debate global sobre el cambio climático y el desarrollo. “Se requiere de un enfoque político para que al final de este año –cuando se realice la reunión COP 21 en París- podamos cumplir con la meta de contar con acuerdo global, vinculante, y aplicable a todos y que permita enfrentar las consecuencias del cambio climático”, dijo.

El Ministro Pulgar-Vidal hizo hincapié en la complejidad del debate climático, porque los 195 países que participan “lo hacen desde distintas perspectivas, en base a sus distintas necesidades, reconociendo sus propias realidades y planteando sus propias temáticas”. Por ello, argumentó, sería muy importante que la OEA fuera capaz de alcanzar “una posición hemisférica común”, para presentar ante la COP 21.

El acuerdo que se espera alcanzar en París, continuó, deberá responder a “las preguntas que se han venido realizando desde la reunión de la COP 15, en Copenhague: cuántos recursos se requieren para la adaptación, cómo debemos de atender a los países más vulnerables y más pobres, en qué se van a gastar los recursos y cómo van a ser medidos los resultados”, agregó.

Además, agregó el Ministro peruano, en la COP 21 los países deben continuar comprometiendo recursos para el Fondo Verde para el Clima, cuyas bases se sentaron en la COP 15 en Copenhague, con el objetivo de apoyar a los países en desarrollo a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático. “En la última COP 20 en Perú, se obtuvo felizmente una primera movilización de recursos para el fondo del clima de 11.200 millones de dólares. Sin embargo, si uno recuerda que el compromiso asumido en el acuerdo de Copenhague fue de 100.000 millones de dólares anuales a partir del año 2020, queda clarísimo que todavía estamos lejos de la meta. De todos modos, es positivo que esta primera movilización de recursos sea una señal política para decirle al mundo, ‘aquí están los recursos, ahora definamos con claridad cómo se van a utilizar’”.

La Embajadora Laurence Tubian, encargada de las negociaciones climáticas para la COP21 en nombre del gobierno francés, señaló que el objetivo de dicha reunión es establecer “un hito importante para asegurar que se establezca un régimen de cambio climático viable a nivel mundial”.

La Embajadora Tubian indicó que “ha llegado el momento de renovar nuestras economías” de una manera que su funcionamiento no dañe el medio ambiente. En este sentido, indicó que los países de las Américas tienen mucho para aportar a este debate, cuyo fin es alcanzar un acuerdo para que se puedan establecer los parámetros de un nuevo desarrollo “que pueda ser más respetuoso con nuestros recursos naturales”.

Por su parte, la Secretaria de Desarrollo Integral de la OEA, Sherry Tross, recordó que los días 22 y 23 de octubre de este año, bajo los auspicios de la OEA, se realizará la III una reunión de ministros y altas autoridades de las Américas sobre Desarrollo Sostenible en Tegucigalpa, Honduras. El objetivo del encuentro, la primera ministerial en la materia que se realiza desde 2010, es actualizar para los próximos cinco años el Programa Interamericano para el Desarrollo Sostenible (PIDS) de la región, que no sólo servirá para definir el apoyo a los países e instituciones subregionales y regionales en sus esfuerzos por responder a los efectos adversos del cambio climático, sino que podría servir como base para una posición común de la región en COP 21.

La Secretaria Ejecutiva Tross se mostró convencida de que es posible trabajar con una agenda común “si hay compromiso político” de los Países Miembros, y advirtió que “en este asunto del cambio climático no nos podemos dar el lujo de fallar”. Ese trabajo, agregó, debe recibir un impulso significativo en la Cumbre de las Américas, que reunirá en abril a los 35 Jefes de Estado y de Gobierno de la región, y en la que el debate sobre el cambio climático y el desarrollo sustentable estará presente.

La sesión conjunta del Consejo y el CIDI se realizó en cumplimiento de un mandato de la Asamblea General de la OEA que tuvo lugar el año pasado en Paraguay, que acordó “fortalecer los esfuerzos que se realizan desde la Secretaría General de la OEA en apoyo a los Estados Miembros orientados a avanzar en la implementación de los compromisos asumidos en materia de desarrollo sostenible y cambio climático para contrarrestar los efectos adversos del cambio climático”, de conformidad con los principios, objetivos y disposiciones de la CMNUCCI. El mandato de la Asamblea estableció “apoyar el diálogo y la cooperación” de la COP 20 que se realizó en Lima en diciembre de 2014, al tiempo que instó a “todos los Estados Miembros de la OEA a que trabajen conjuntamente” para asegurar el éxito de la COP 21.

Durante la sesión, las delegaciones de Uruguay, Brasil, México, Colombia, San Vicente y las Granadinas, Chile, Estados Unidos, Suriname, Paraguay, Bolivia, Canadá, Honduras y Ecuador hicieron uso de la palabra.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS